El Pío en la historia:
El Colegio Pío nace en 1877 de la mano del entonces director, P. Luis Lasagna y 12 salesianos recién llegados a Uruguay. Entusiasmados por haber vivido en el Oratorio de Don Bosco y haber sido educados por él, llegan a Villa Colón con la idea de crear un espacio para niños y jóvenes en contextos vulnerables. Nace fundamentalmente como un internado de niños y adolescentes del Interior que no tenían posibilidad de ir a la escuela.

Desde los orígenes, se mantuvo un clima familiar, de cercanía educativa, de preocupación por el alumno que hace del Colegio, una experiencia educativa singular. Sin lugar a dudas los desafíos educativos con que nos enfrentamos día a día son muchos, pero la riqueza es la de contar con un grupo de educadores que acompañan a los alumnos buscando forjar en ellos los “honrados ciudadanos y buenos cristianos” que Don Bosco quería.
MISIÓN
El Colegio Pío IX es una institución educativa católica salesiana que, inspirada en el Sistema Preventivo de Don Bosco, busca acompañar el proceso formativo de sus alumnos en un ambiente de familia, promoviendo en ellos la construcción de un proyecto de vida que los constituya en “buenos cristianos y honrados ciudadanos”, transformadores críticos de la sociedad.
VISIÓN
El Colegio Pío IX se distinguirá por:
  • Ofrecer una propuesta educativa pastoral integrada y de calidad, desde inicial hasta bachillerato, centrando la atención en la persona del alumno.
  • Acompañar personal y espiritualmente a los integrantes de la Comunidad Educativa Pastoral.
  • Un ambiente de familia que cuida las relaciones fraternas y afectuosas para que cada uno se sienta integrante importante de esta casa salesiana.
  • Fomentar el protagonismo de sus alumnos en la construcción de sus aprendizajes.
  • Fortalecer la propuesta pedagógica innovando a través de la incorporación de metodologías activas y las nuevas tecnologías, preparando a los alumnos para el desarrollo de las competencias del siglo XXI.
  • Proponer diversas experiencias atractivas y motivadoras que ayuden a los alumnos a descubrir y vivir un camino de fe, comprometidos solidariamente con su entorno.
  • Promover la conciencia ecológica que desarrolle actitudes y valores responsables y comprometidos con la creación.