Proyecto educativo pastoral


Modelo de persona que queremos desarrollar en nuestros alumnos.

La misión de cualquier casa salesiana, desde sus orígenes, ha sido la formación integral del joven, entendida como un proceso permanente y participativo que busca desarrollar en armonía y coherencia todas las dimensiones del ser humano con la finalidad de lograr su plena realización.
Nuestra acción educativa, por lo tanto, busca potenciar y fortalecer la formación integral de nuestros alumnos evidenciando el carácter unitario de la propuesta salesiana. Don Bosco ha concentrado el ideal de la formación integral en una frase muy elocuente : “ tratar de que se hagan buenos cristianos en su vida personal y ciudadanos honrados en la sociedad civil”. Para llevar a cabo este ideal nos desafiamos a identificar los rasgos que deberían caracterizar al joven que egresará de nuestras escuelas y concretamente de nuestro colegio. Este modelo deberá orientarnos para concretar el proceso de cambio y se constituye en la referencia para planificar y evaluar nuestras acciones educativo pastorales.

Contamos así, con ocho rasgos del modelo de persona que buscamos desarrollar. Cada uno de ellos se explicita como una pareja de aspectos complementarios.

Optimista y alegre

Agradece el regalo de la vida y valora su realidad desde una perspectiva positiva y esperanzadora. Manifiesta su júbilo y paz interior de múltiples maneras y los contagia a quienes le rodean.
Impactos de comportamiento:

Misericordia y compasiva

Es sensible a las necesidades del otro y es capaz de entregarse desinteresadamente a su servicio. Se conmueve por el dolor ajeno y se siente impulsada a mitigarlo.
Impacto en el comportamiento:

Flexible y creativo

Puede adaptarse fácilmente a los cambios y a las diversas circunstancias de la vida en forma novedosa y práctica, logrando imaginar y crear nuevas realidades.
Impacto de comportamiento:

Cooperativa y empática

Es partícipe del trabajo en equipo, donde los miembros, desde sus distintos dones, se apoyan e intercambian experiencias constructivas para alcanzar la meta propuesta.
Posee la capacidad de percibir, comparar y comprender lo que el otro puede sentir.
Impacto de comportamiento:

Con interioridad espiritual

Logra ir a su interior con una mirada introspectiva y serena. Está abierta a lo trascendente a encontrar el sentido de su vida en el Dios de Jesús.
Impacto de comportamiento:

Reflexiva y crítica

Es capaz de detenerse y pensar acerca de diversos aspectos de su vida y de su entorno. Analiza en forma criteriosa estos elementos, confrontándolos libremente con una matriz de conocimientos, valores y creencias construida a conciencia
Impacto de comportamiento:

Creyente y comunitaria

Lo moviliza su fe en Jesús y trata vivir según el Evangelio. Comparte la vivencia de su fe con otros y es capaz de descubrir y valorar la riqueza de la comunidad eclesial.
Impacto de comportamiento: